Vuela Raso y sueña alto…

Los niños tienen una perspectiva del mundo muy diferente a nosotros. Su mente es imaginativa y soñadora. Solo quieren explorar y hacer cosas divertidas. No son conscientes de las dificultades que la vida puede llegar a plantear. Pero ellos son unas personitas increíbles, aunque se sientan mal siempre buscan y encuentran la manera de olvidar y sonreír al mundo. Ellos son los verdaderos héroes de sus batallas. A medida que vamos creciendo, nos inculcan que seamos realistas, nos enseñan a madurar e incluso a dejar de soñar despiertos, tanto que incluso olvidamos como divertirnos.
Por eso, seamos niños por un momento y veamos el mundo como ellos, es increíble descubrir como en un mundo tan grande existen cosas tan pequeñas que revolucionan increíblemente tu vida. Volar raso y soñar alto pequeños luchadores!!